subvencion junta digitalización
Subvención para la digitalización del pequeño comercio
19 diciembre, 2017
diseño web en malaga
20% de descuento para diseñar una web para volar
24 enero, 2018

15 consejos para hablar en público

hablar en publico consejos

Uno de los grandes retos que tiene cualquier emprendedor es el de hablar en público. Hay gente que se enfrenta a ello con desparpajo y sin vergüenza, pero hay muchos otros que el sólo pensarlo le aterroriza. Así que hoy nuestro post va dirigido a ellos, con consejos para cómo hablar en público.

  1. Buena introducción.

    Una buena presentación siempre tiene una buena introducción. Después de dar las gracias a la organización por acogerte y por el trato recibido, los primeros minutos de tu charla son claves para conectar con el público que tienes delante. Una frase ingeniosa o un vídeo simpático pueden ayudarte a romper ese hielo con los que tienes en frente y conectar.

  2. Visualízate dando la charla y practica.

    Es curioso pero a veces cuanto más miedo se tiene por hablar en público, menos se practica, cuando la tónica debería ser la contraria. Si hablar en público, dar una charla o una ponencia, te crea nerviosismo, practica la exposición. La repetición es la clave para estar tranquilos. Visualízate en casa dando la charla, practica cómo lo harás y sobre todo, si no estás preparado para la improvisación, porque hablar en públilco te desconcierta, no improvises.

  3. Lleva tarjetas y no folios.

    Mucha gente, ante una exposición en público, siente la necesidad de llevar consigo lo que va a decir impreso para que no se le olvide nada. ¡Cuidado! Lo más normal es que si te sientes inseguro a la hora de hablar en público, como consecuencia te pongas nervioso y esto te provoque temblores en las manos y sudoración. Piensa en la posibilidad de no apoyarte en la exposición impresa en folios y hacerlo en tarjetas. Además de que queda más profesional (por mucho que puedas creer que la gente se reirá de tí por creerte el presentador de TV de turno), evitará que la gente vea tan claramente que te sientes nervioso, pues con folios los papeles al temblar se mueven demasiado, algo que puedes evitar con las tarjetas.

  4. Sonríe.

    Dicen que en tiempos dificiles mantener la sonrisa es un acto revolucionario. Pues seamos revolucionarios a la hora de hablar en público. Imagínate sentado en el otro lado, como si fueras tú quien va a escuchar, qué preferirías ver: ¿a alguien serio con cara de miedo o a alguien que aunque puede tener miedo, sonríe e intenta superarlo? Las sonrisas te harán relajarte, piénsalo y practica.

  5. Sencillez.

    A la hora de hablar en público, debes tener siempre presente cómo es el público que te está escuchando. ¿Son empresarios, son compañeros, son estudiantes, es el público en general? Adapta tu lenguaje a ellos. No debes hablar de la misma manera para políticos que para estudiantes de instituto. Pero si hay algo que siempre se puede adaptar a todos los targets es la sencillez. No uses un lenguaje rimbombante, crea frases claras y cortas. Ve al grano, con sencillez. La gente no se va a quedar con todo lo que le digas, pero al menos que se quede con algo.

  6. Organízate. Apóyate en presentaciones.

    Una manera de no perder el hilo y evitar estar siempre mirando las tarjetas es contar con una buena organización a la hora de expresar tu mensaje. Si estás ofreciendo una charla, quizás te puedas apoyar en presentaciones tipo power points. Ten un plan. Piensa qué quieres expresar en cada momento, cuánto tiempo tienes y haz tu escaleta. Si tienes tu mensaje organizado, te será más fácil decir todo lo que quieres decir.

  7. Se breve

    ¿No os cansa la gente que para expresar una idea da vueltas y vueltas sin parar? La brevedad a veces es una gran virtud en los mejores discursos. Hay gente que cree que una buena exposición va unido a hablar más minutos y no están en lo cierto. Una buena exposición será aquella que cumpla el objetivo que se marcó antes de comenzar o lo que es lo mismo, que los oyentes capten el mensaje que el emisor venía a contar. Así que si te cuesta a hablar en público, piensa ¿cómo puedo decir lo que quiero decir lo más claro y breve posible? Trabaja en ello.

  8. Se sincero

    A menudo en las charlas sobre cómo hablar en público te dicen que no le cuentes todo a la gente que te está escuchando. Mi consejo es que si a una situación de inseguridad le unes los nervios que te genera el aparentar ser algo que no eres, tú sólo te estarás metiendo en un charco del que seguro, saldrás empapado. La sinceridad marca la diferencia entre los grandes líderes de los que no lo son y seguramente, mostrarte tal y como eres te haga llegar y conectar de una manera más real y rápida con tu público, que dándotelas de algo que no eres. Por lo tanto, habla como habitualmente hablas. No intentes poner un acento que no es tu acento. No queda bien y siempre parece artificial.

  9. Mira a las personas.

    Cuando hablas en público, hablas para personas. A veces se nos olvida y fijamos nuestra mirada en el techo o en el suelo. Lo ideal es fijar tu mirada en las personas que te están escuchando. Para guiarte, si estás haciendo una charla ante un público o una exposición, selecciona una persona del centro, de la derecha y de la izquierda. Incluso, interactúa con ellos. La mejor manera de conectar con tu público es que ellos se sientan integrados.

  10. Leer está prohibido, habla con el corazón.

    Si quieres que la gente conecte contigo, no leas. Nadie quiere que la persona que se supone tiene que darle una charla, una exposición o está haciendo una presentación, lea. Durante toda nuestra carrera, hemos asistido a multitud de ruedas de prensa donde la persona que la daba, leía directamente lo que le había preparado el departamento de comunicación de turno. Esto debería servirte de apoyo, pero no leerlo, porque la realidad es que para eso, no das una rueda de prensa, una charla o una exposición. La gente que viene a escucharte, viene a escucharte a ti, no a verte leer. Nuestro consejo: habla con el corazón. Que lo que tengas que decir, salga de dentro y no venga impostado.

  11. Conoce tu material.

    Unido a lo anterior, está este consejo. Conoce bien el material sobre el que vas a hablar, dar la charla o hacer la presentación. Que sea tu material  o hacerlo tuyo, te ayudará a creerte lo que vas a decir. Porque si tú no te lo crees, difícilmente se lo van a creer los que te escuchan.

  12. Comprueba que todo funciona.

    Si vas a dar una charla o una presentación, comprueba con anterioridad que todo funciona. Si el día de la presentación a los nervios por tener que hacerla, le añades los nervios por no saber si tu presentación se podrá ver, si tu ordenador conecta bien con el proyector de la sala, volverás tú solo a meterte en un charco. Comprueba con anterioridad que todo funciona y estarás más relajado y además, tu públco notará que te has tomado el interés de prepararte.

  13. Cuida tu apariencia.

    Cuando te expones a un público, debes cuidar la apariencia. Adáptala al público que tienes en frente pero siempre manteniendo quién eres y tu personalidad. Si eres mujer y no estás habituada a ir en tacones, no los uses para ese día, porque si tienes que moverte, seguramente eso te cree inseguridad. Al igual que si eres hombre y no estás acostumbrado a usar corbata.

  14. Aprende de los mejores.

    Como para cualquier cosa, hay multitud de información en internet sobre cómo hablar en público, pero sobre todo, hay grandes exposiciones de personas que pueden ayudarte a cómo encarar una presentación en público. Mira vídeos, anota lo que hacen, intenta implementarlo en tu día a día. Os dejamos un vídeo muy interesante del TED Curator, Chris Anderson (pincha aquí)

  15. Relativiza tu miedo.

    Y sobre todo, relativiza tu miedo. Seguramente esa exposición, esa presentación, esa rueda de prensa, no sea la única de tu vida. Ten un plan B e incluso, un plan C, eso te hará reducir tu ansiedad. Piensa, ¿por qué tener miedo? El público al que te diriges normalmente son personas que fácilmente se van a poder sentir identificados contigo. Ellos seguramente también tienen ansiedad cuando tienen que hablar en público. Así que, relájate y piensa que si cometes algún error, tu vida no va a depender de ello y será además fácilmente subsanable.

Muxo Marketing
Muxo Marketing
Muxo Marketing es una agencia de marketing, comunicación y organización de eventos, con el objetivo de hacer crecer tus sueños y proyectos. Porque para nosotros tú eres el héroe de nuestra historia. ¿Nos dejas acompañarte?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *